martes, 4 de enero de 2011

El Lado Femenino de La Biblia -María hermana de Moisés-

~ Miriam ~
MARÍA (hermana de Moisés)
מרים

 -Estudio en Audio Mp3: http://www.elladofemeninodelabiblia.org/ladofemenino/mp3/006_Miriam_bat_Amram.mp3

La historia de esta mujer de la Escritura se desarrolla desde el año 1571 al 1453 a.m. aproximadamente.
El nombre de María la hermana de Moshé es por supuesto Miriam, el cual significa rebeldemente.
Este nombre tiene como raíz primaria la palabra Meríמרי    que significa rebeliónamargura, muy rebelde etc. Existe otra palabra que se pronuncia igual pero se escribe diferente y es Merí   מריא que significa crudeza, sentido de dominación y señorío. Todas estas palabras tienen como origen la palabra Maráh  מָרָה  que significa ser amargo, levantarse, rebelarse, provocar, resistir, desleal, enojar, irritar y rebelde.

Aunque el nombre de Miriam contiene un significado un poco “grotesco” no deben desanimarse aquellas portadoras de este nombre, pues siempre en la Biblia vemos dos contrapartes de algo o alguien, en este caso aunque Miriam hermana de Moshé cumplió en algún momento de su vida con la parte negativa de este nombre con el propósito de dejarnos una gran enseñanza, en el Brit Hadashá (nuevo testamento) vemos a otra mujer que hizo todo lo contrario, Miriam la mujer elegida para dar a luz al Mesías, la cual examinaremos en otro momento.

A la luz de los significados de las raíces del nombre de Miriam podemos entender más claramente por qué Miriam se llenó de lepra al murmurar contra Moshé, vayamos a Números 12:1-16:

Num 12:1 Miriam y Aarón murmuraron contra Moisés por causa de la mujer kusita que había tomado por esposa: por haberse casado con una kusita.
Num 12:2 Decían: "¿Es que el Eterno no ha hablado más que con Moisés? ¿No ha hablado también con nosotros?" Y el Eterno lo oyó.

En el verso 1 dice que Miriam y Aarón murmuraron, ambos, y aquí surge la primer pregunta, ¿Por qué sólo sobre Miriam cayó el juicio? Para responder esta pregunta sigamos mas adelante…

Por otro lado, en el verso 2 se nos dice qué fue lo que murmuraron: Decían: "¿Es que el Eterno no ha hablado más que con Moisés? ¿No ha hablado también con nosotros?"

¿Qué actitudes notamos aquí? Primeramente soberbia, seguido de ego, envidia y ambición.

¿Por qué soberbia? Por sentirse superior al llamado de Moshé, quien fue elegido directamente por el Eterno.

Ego por pensar en ser mejor profetiza que Moshé, menospreciando así la unción que el Eterno puso sobre él.
Envidia por no tener el lugar de Moshé ante el Eterno y ante el pueblo.
Y Ambición por poseer la popularidad, honor, liderazgo, autoridad y elogio que tenía Moshé por parte del Eterno y del pueblo gracias a su llamado.
Primeramente respondamos la pregunta numero uno…
Aarón no se llenó de lepra por haber sido Miriam quien desde su corazón pensó mal contra Moshé incitando también a Aaron a murmurar, además al ser reprendidos por Hashem el único que pidió perdón a Moshé fue Aaron, al caer la lepra sobre Miriam solo él se arrepintió en ese momento, y clamó no por sí mismo sino por su hermana, lo cual muestra una actitud de humildad en él, no así en el caso de Miriam, por eso la fuerte reprensión.

Ahora sí, comparado los significados del nombre con las actitudes de Miriam, entendemos por qué el Eterno envió tan severo castigo, pues recordemos que la lepra era una enfermedad vergonzosa causada por el pecado, más precisamente el pecado conocido como Lashón hará o lengua maligna. ¿Qué pecado cometió Miriam? Levantó falso testimonio contra su prójimo y maldijo al sordo, en este caso Moshé quien al no estar presente en la conversación entre Miriam y Aaron no podía defenderse. La Escritura dice así:

Lev 19:14  No maldecirás al sordo, y delante del ciego no pondrás tropiezo, sino que tendrás temor de tu Poderoso. Yo el Eterno.

Cuando la Escritura nos habla del sordo o el ciego no solo habla físicamente. Un sordo es aquel que no escucha, alegóricamente un sordo es aquel que no puede escuchar por no encontrarse presente, como un ciego es el que no puede ver por no tener conocimiento.

Por esta razón es que el Eterno envió el juicio sobre ella. Además Miriam no estaba hablando de cualquier hombre, estaba hablando de aquel hombre que el Eterno eligió para ungirle y usarlo como principal profeta sobre Israel, dejando por visto que Moshé era el ideal para este llamado, por su corazón y convicción.
La inconformidad además era la mujer que Moshé tomó por esposa, una mujer extranjera, cusita o madianita. Sin embargo el Eterno no lo reprendió por eso. La historia de Moshé con su esposa Sefora la examinaremos mas adelante y entenderemos un poco más este asunto…

Así que Miriam se dejó llevar por su carne y en su carne vino el juicio

Num 12:1  Allí Miriam y Aarón hablaron contra Moisés a causa de su esposa etíope, porque estaba casado con una mujer etíope.
Num 12:2  Y dijeron: "¿Sólo por Moisés habla el Eterno? ¿No habla también por nosotros?"
Num 12:3  Aunque Moisés era un hombre muy humilde, el hombre más manso de la tierra.
Num 12:4  En seguida el Eterno dijo a Moisés, a Aarón y a Miriam: "Salid vosotros tres a la Tienda de la Reunión". Y salieron los tres.
Num 12:5  Entonces el Eterno descendió en la columna de nube. Se puso a la entrada del Santuario, y llamó a Aarón y a Miriam a.
Num 12:6  Cuando se adelantaron los dos, les dijo: "Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profetadel Eterno, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él.
Num 12:7  "No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa,
Num 12:8  "Boca a boca hablo con él, a las claras y no en figuras. Y ve la apariencia del Eterno. ¿Por qué, pues, no temisteis hablar contra mi siervo Moisés?"
Num 12:9  Entonces el enojo del Eterno se encendió en ellos, Y se fue.
Num 12:10  Cuando la nube se apartó de la Tienda, Miriam quedó leprosa, blanca como la nieve. Aarón miró a María, y la vio leprosa.
Num 12:11  Entonces dijo Aarón a Moisés: "¡Ah, señor mío! No cargues este pecado sobre nosotros, porquehemos obrado neciamente. Hemos pecado.
Num 12:12  "No quede ella ahora como el que nace muerto, que al nacer tiene medio consumida su carne".
Num 12:13  Entonces Moisés clamó al Eterno: "Te ruego, oh Señor, que la sanes ahora".
Num 12:14  El Eterno respondió"Si su padre hubiera escupido en su cara, ¿no se avergonzaría por siete días? Sea echada fuera del campamento por siete días, y vuelva después".

Evidentemente el Eterno se molestó en contra de ella principalmente, pero es muy interesante que cuando Moshéintercede por ella el Eterno no acepta su clamor y la reprensión que cayó sobre Miriam, es decir, quedar leprosa era de igual denigración que si su propio padre hubiese escupido en su rostro. Escupir en la cara era la peor forma de insultar a una persona, también de maldecirla, con esto entendemos que la lepra de Miriam era una manera con la que el Eterno le muestra la vergüenza que siente por ella a causa de su actitud contra Moshé. Sin embargo, hay algo más que podríamos entender con respecto a la lepra.

Cuando una persona se encuentra con esta enfermedad la cual es muy contagiosa debe ser aislada o apartada para dos cosas principalmente, una: para no contagiar a los demás y dos: para purificarse, dicha purificación duraba siete días. (Lev 13).

En la Escritura esta enfermedad procedía no solo de contagios, mas bien procedía del interior de la persona que al pecar con sus palabras terminaba leprosa. Como decíamos de Miriam, ella se dejó llevar por su carne, por su ego y en su ego cayó la reprensión. La lepra era una enfermedad vergonzosa por tener como origen el pecado y ella sabía que esta enfermedad era para bajar o ablandar su ego. La persona contaminada con la lepra debía ser apartada del campamento por siete días. Siete en la Escritura nos habla de algo perfecto o completo, el Eterno creó el séptimo día, día de reposo con el que concluyó la creación, así durante siete días Miriam o cualquier leproso debía examinarse a sí mismo, debía purificar primeramente su interior y de la misma manera se iría purificando su exterior. Esto da por entendido que el Eterno en Su misericordia permitió que Miriam durante un tiempo con ella misma analizando que la reprensión fue consecuencia de una actitud que empezó en su corazón.

Cuando nosotros hablamos en contra de alguien o criticamos a nuestro prójimo simplemente proyectamos nuestra deficiencias en otros. Al hablar en contra de otros o criticar sus “defectos” solamente mostramos una sensación de inseguridad en nosotros mismos.

Miriam al criticar el matrimonio de Moshé con la mujer etíope no solo los criticaba a ellos, rechazaba al Eterno quien eligió a Moshé. Cuando nosotros criticamos a otros hacemos lo mismo ya que todos fuimos creados a imagen y semejanza del Creador y si rechazamos a alguno de nuestros hermanos rechazamos también al Eterno.

El habla es un don que el Eterno nos dio para exaltarle a El, para proclamar Su palabra llevando redención a otros, de un mismo canal no puede salir agua dulce y agua salada.

Prov. 13:3  El que guarda su boca, guarda su vida; el que abre mucho sus labios tendrá calamidad.

Recordemos que ella fue profetiza, el Eterno la usaba para exhortar a las mujeres, pero ella quería más, y como uno de los significados de su nombre ella fue desleal a su hermano. ¿Dónde quedó la Miriam que al cruzar el mar rojo entonó cánticos de alabanzas junto a Moshé? Esa vez profetizó con Moshé, danzó con Moshé, cantó con Moshé y después de eso se puso celosa y habló contra él. Ella tenía una labor frente a las mujeres del pueblo, Aaron estaba al cargo del sacerdocio y Moshé  juzgaba y dirigía al pueblo con la palabra del Eterno, cada quién tenía un labor importante que desempeñar, pero a Miriam le pasó como muchas veces nos pasa, en vez de valorar lo que tenemos nos preocupamos por lo que NO tenemos, y peor aún, por lo que otros tienen.

Definitivamente debemos aprender a tener contentamiento con lo que el Eterno nos ha dado, sea en nuestros ministerios, con nuestra familia aún con las cosas materiales que El nos ha permitido adquirir, sin pensar que sea poco sino agradecer  porque seguramente muchos otros carecen de cosas con las cuales nosotros sí contamos. El Eterno sabe qué tipo de pieza somos, y dónde El nos va a colocar, nosotros sólo debemos mantener una actitud como la de Moshé y Aaron de humildad,  sujeción y gratitud ante Su voluntad y El recompensará nuestra labor con galardones que no vienen de los hombres ni perecerán jamás, El ya tiene preparada una recompensa eterna y en ello debemos pensar cada vez que nuestra carne quiera desviar nuestros ojos a lo vano y perecedero y no sea que nos hallemos altercando contra el Eterno y su perfecta voluntad y venga sobre nosotros juicio, pues la misericordia del Eterno es grande pero tiene un límite y El es justo, como dice Su Palabra, de ninguna manera tendrá por inocente al culpable.
Pero veamos más a cera de Miriam:

Exo 15:20  Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas.
Exo 15:21  Y María les respondía: "Cantad al Eterno, porque en extremo se ha engrandecido, echando en el mar al caballo y al jinete".

Como vemos este texto dice que tomó su pandero, quiere decir que ella era una mujer que exaltaba al Eterno en todo momento, si ella tenía un pandero es porque acostumbraba a cantarle salmos al Eterno.
También dice el texto que todas las mujeres le siguieron, lo que nos dice que era una mujer conocida por ellas, que seguramente el Eterno la usaba para instruir a las mujeres de Israel. Entre ellas y Miriam cantaron un cántico al Eterno.

Después cuando Miriam cae en el pecado de Lashón Hará y es reprendida por el Eterno con la lepra es apartada del campamento de Israel por siete días y dice el texto:

Num 12:15  Así, María fue echada del campamento durante siete días. Y el pueblo no siguió adelante hasta que ella volvió.
Num 12:16  Después el pueblo partió de Haserot y acampó en el desierto de Parán.


Al final de Miriam ya no se habla mucho, después del texto de Números 12 se vuelve a mencionar en el capítulo 20 donde habla de su muerte, después sólo hay unas cuantas referencias de sus padres y la mención de su lepra para alertar al pueblo a no pecar (Deut. 24:9). Miriam murió alrededor del año 1453 a.m aproximadamente a la edad de 125 años, murió en Cades donde fue sepultada.

A pesar del error que ella cometió siempre fue contada como una mujer de prominencia en Israel. En Miqueas 6:4 el Eterno dice así de ella y sus hermanos:

"Yo te hice subir de Egipto, de casa de siervos te redimí; y envié delante de ti a Moisés, Aarón y a María.

De esta manera damos gracias al Eterno por usar la vida de una mujer para enseñarnos que de nada sirve la gloria de los hombres si delante del Eterno estamos leprosas por la vanidad, además nos enseña a confiar en su providencia que jamás faltará a los que en El confían. Además, de todo lo que Miriam hizo el Eterno le dio un lugar privilegiado, siendo una de las 7 profetizas mencionadas en la Biblia, cuya labor fue sumamente valorada por el pueblo y lo sigue siendo hasta nuestros días.


Las 10 cosas que aprendemos de Miriam:
1.A no hablar a espaldas de los demás.
2.No tener envidia por lo que tienen los demás.
3.Cuidar, valorar y honrar el ministerio que se nos ha confiado.
4.Ser responsables aceptando las consecuencias de nuestros actos sin réplicas ni coraje.
5.Ser humildes y reconocer la corrección del Eterno.
6.Respetar a los elegidos por el Eterno.
7.No criticar mi entrometerse en los ministerios de los demás.
8.No incitar a otros a pecar contra nuestro prójimo.
9.No ser de doble ánimo permaneciendo fieles y leales a nuestros hermanos en la fe.
10.Poner nuestra mirada en el galardón que vendrá del Eterno y no interesarnos por reconocimientos humanos.

El Lado Femenino de La Biblia -LEAH-

~ Leah ~
Leah-  לאה



El nombre de Leah viene de la raíz לאה  (Laá)  significa Cansada, usada, gastada, exhausta, fatigada.

Su historia se desarrolla entre los años 1760 a.m. y 1706 a.m. aproximadamente, (sin exactitud).

Su historia comenzó en medio de la desilusión:

Génesis 29:16 y 17 “Y Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Leah,  y el nombre de la menor, Rajel. Y los ojos de Leah eran delicados,  pero Rajel era de lindo semblante y de hermoso parecer.”

Los comentaristas Bíblicos explican que Leah sufrió cuando su padre Laban le dijo que ella se casaría con Yaacob, no RajelLeah pensaba que se casaría con Esav y por eso lloraba pues Leah y Rajel eran mellizas, igual que Yaacob y Esav, y la gente decía: seguramente el mayor de Rajel se casará con la mayor de Labán y el menor con la menor. Pero Leah al conocer la razón por la que Yaacob huyó de su hogar en Kenán, y además, al sabiendo queEsav tomó mujeres kananitas y egipcias no le pareció nada mala la idea de casarse conYaacob, después de todo era un hombre trabajador, próspero, recto, educado y tenía un toque que lo hacía especial: La mano del Eterno en todo lo que hacía. Así pasaron los 7 años de trabajo de Yaacob en casa de Labán, mientras tanto Leah se iba enamorando de él, a pesar de su indiferencia hacia ella, pues sabía que Yaacob trabajaba por su amada Rajel.

Sin embargo eso  parece no tener demasiada importancia para Leah, tal vez pensaba que una vez casada con Yaacob el amor vendría poco  a poco con el tiempo, tal como pasó conItzjak y Rivkáh que la tomó y después la amó. Con esa ilusión siguió adelante con el plan tramposo y ventajoso de su padre Labán de cambiarla en lugar de Rajel su hermana, mientras Yaacob enviaba regalos a Rajel y ella los entregaba en manos de su padre y él se los hacía llegar a Leah, también Rajel le entregó a su hermana los simanim (señales) queYaacob le había dado sospechando que Labán podría hacer trampa, pero Rajel no quiso avergonzar a su hermana frente a Yaacob por eso participó y apoyó a su hermana, después de todo el plan de Labán era irrevocable.

Así se fueron cumpliendo los 7 años llenos de engaño e ilusión.

Génesis 29:23-25  “Y sucedió que a la noche tomó a Leah su hija,  y se la trajo;  y él se llegó a ella.
Y dio Labán su sierva Zilpa a su hija Leah por criada.
Venida la mañana,  he aquí que era Leah;  y Jacob dijo a Labán: ¿Qué es esto que me has hecho?  ¿No te he servido por Rajel?  ¿Por qué,  pues,  me has engañado?”

El Midrash Rabá dice que a Leah le dijo: “¡Tramposa hija de tramposo, por la noche te llamé con el nombre de Rajel y tú me respondiste!, a lo que Leah respondió: "¿Y tu padre no te llamó con el nombre de Esav y también le respondiste?”. Si esto hubiese sido cierto sería una gran lección para Yaacob… no creen?

Génesis 29:31  Y vio El Eterno que Leah era menospreciada,  y le dio hijos;  pero Raquel era estéril”.

Cada vez que Leah daba hijos deja por manifiesto lo más escondido de su corazón, que sabía que Rajel seguía siendo la más amada de Yaacob.

Génesis 29:32 “Y concibió Lea, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén, porque dijo:Ha mirado el Eterno mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido”.

En este momento Leah manifiesta lo que creía y lo que sentía. Primero que nada tenía aflicción en su corazón sintiendo el rechazo de Yaacob. Además, seguramente dijo “por éste su primogénito comenzará a amarme” pero con forme pasó el tiempo seguro no vio que eso sucediera, lo podemos afirmar por los nombres que les pone a sus demás hijos:

Gen 29:33  Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Por cuanto oyó el Eterno que yo era menospreciada, me ha dado también éste. Y llamó su nombre Simeón.

De nuevo pensó que a través de los hijos lograría ganarse a Yaacob pero…

Gen 29:34  Y concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he dado a luz tres hijos; por tanto, llamó su nombre Leví.

En este punto seguro ya veía aprecio por parte de Yaacob, después de todo era su esposa y la única que le estaba dando hijos. Sin embargo no logró plenamente lo que ella hubiese querido, ser la amada de Yaacob.

Gen 29:35  Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Esta vez alabaré al Eterno; por esto llamó su nombre Judá; y dejó de dar a luz. 

Aquí después de los años ya pasados vemos un cambio notable en Leah.
Era evidente que la amada seguiría siendo Rajel pero eso era algo que a Leah ya no le afligía como al principio, por lo que decidió enfocarse en el Eterno y adorarle por lo que ya había hecho en ella dejando todo en sus manos y descansando en el.

Posteriormente vemos que Rajel ofrece su sierva a Yaacob para reconstruirse en ella y Leahcon todo y sus 4 hijos no quiso quedarse atrás:

Génesis 30:9 y 10  “Viendo,  pues,  Leah,  que había dejado de dar a luz,  tomó a Zilpa su sierva,  y la dio a Yaacob por mujer; Y Zilpa sierva de Leah dio a luz un hijo a Yaacob”.

Esto sólo nos dice una cosa, a estas alturas ya había mucha rivalidad y competencia entreRajel y Leah, además hay algo que se destaca mucho y es que Leah no fue agradecida con su hermana, después de todo lo que la ayudó para poder casarse con Yaacob no quería quedarse atrás de su hermana, aunque en parte tenía razón porque lo único que le quedaba para tratar de ser amada por su esposo era darle más descendencia pues era algo importante para esos momentos, y vemos que de alguna manera lo logra, aunque no era voluntad del Eterno que Yaacob se casara primero con Leah sí  lo permitió sabiendo que de ella descenderían hijos para conformar el principio de una nación. Leah lo que quería era hacer un Kidush HaShem, que es hacer una buena acción para santificar el nombre del Eterno, Leah sabía que Yaacob requería de tener descendencia, y ya que Rajel era la dueña de su amor Leah quería ocupar un lugar en el corazón de Yaacob, y la manera en que lo hizo, (porque vemos que lo logró) fue a través de su descendencia, a pesar de esto Rajelsiempre fue la amada de Yaacob.
Vemos que Yaacob llegó a respetar a Leah, y seguramente a querer, después de todo era la madre de sus hijos.


Con todo esto, estamos viendo que Leah tuvo su parte humana, ella se sentía rechazada, opacada por su hermana y creía que necesitaba hacer mucho más para lograr ganar más parte en el corazón de Yaacob, aunque nunca lograría ser para el como lo era Rajel ante sus ojos.

Ahora veamos otra actitud de Leah que aunque era justa fue un tanto ventajosa…


Gen 30:14  Fue Rubén en tiempo de la siega de los trigos, y halló mandrágoras en el campo, y las trajo a Lea su madre; y dijo Raquel a Lea: Te ruego que me des de las mandrágoras de tu hijo.

Gen 30:15  Y ella respondió: ¿Es poco que hayas tomado mi marido, sino que también te has de llevar las mandrágoras de mi hijo? Y dijo Raquel: Pues dormirá contigo esta noche por las mandrágoras de tu hijo.

Gen 30:16  Cuando, pues, Jacob volvía del campo a la tarde, salió Lea a él, y le dijo: Llégate a mí, porque a la verdad te he alquilado por las mandrágoras de mi hijo. Y durmió con ella aquella noche.

Gen 30:17  Y oyó el Eterno a Leay concibió, y dio a luz el quinto hijo a Jacob.

Gen 30:18  Y dijo Lea: el Eterno me ha dado mi recompensa por cuanto di mi sierva a mi marido; por eso llamó su nombre Isacar.

Gen 30:19  Después concibió Lea otra vez, y dio a luz el sexto hijo a Jacob.

Gen 30:20  Y dijo Lea: el Eterno me ha dado una buena doteahora morará conmigo mi marido, porque le he dado a luz seis hijos; y llamó su nombre Zabulón.

Gen 30:21  Después dio a luz una hija, y llamó su nombre Dina.

Mandrágoras:


Sus raíces han sido usadas durante la historia en rituales mágicos, ya que sus bifurcaciones tienen cierto parecido a una figura humana

Sólo al final de sus días el versículo nos dice en Bereshit 47 :31: "se posternó (o se inclinó) Israel (Iaacob) sobre la cabecera de su cama". ¿Quién era la cabecera de su cama? Leah -su esposa- y por eso Iaacob le agradeció a Hashem por haberle dado a esa mujer que él no había querido, pero que valoró en el último momento de su vida. Leah fue la madre de seis tribus de Israel y para eso debió pagar un precio que no cualquier mujer estaba dispuesta a pagar: vivir a la sombra de su hermana Rajel, que era querida por Iaacob.

La Toráh no menciona su fallecimiento, sólo que fue enterrada en la cueva de Macpeladonde yacían los demás patriarcas y matriarcas, (con excepción de Rajel) y se dice que murió en la zona del valle de Jebrón. Según la tradición hebrea Se dice que alcanzó los 44 años de edad.

La última vez que es mencionada en las Escrituras es en Rut 4:11: “Y dijeron todos los del pueblo que estaban a la puerta con los ancianos: Testigos somos.  El Eterno  haga a la mujer que entra en tu casa como a Rajel y a Leah,  las cuales edificaron la casa de Israel; y tú seas ilustre en Efrata,  y seas de renombre en Belén”.
Y eso nos confirma que fue un mujer que santificó el nombre de Hashem, tan es así que por todas las generaciones se dijo de ella que edificó la casa de Israel.

En resumen, ¿Qué enseñanza nos deja la vida de Leah?

1-Fue fuerte para poder soportar la carga de no ser amada por un hombre.
2-Nunca se quejó, se ocupó en actuar para lograr un lugar en el corazón de Yaacob.
3-Fue obediente a la decisión de su padre, aunque también tenía sus intereses en llevar a cabo ese plan.
4-Aprendió a amar a un hombre que no la amaba.
5-Estuvo dispuesta a soportar ser la sombra de su hermana, sin reclamos ni reproches.
6-Por sus esfuerzos Yaacob la amó como su esposa.
7-Tenía un corazón sincero por eso el Eterno estuvo con ella y al ser despreciada por Yaacoble concedió hijos.
8-Por hacer un Kidush HaShem (al traer la mayor descendencia posible) fue madre de la mayoría de las tribus de Israel entre ella y su sierva.
9-Fue enterrada con Yaacob y los demás padres y madres de nuestra fe.
10-Por sus acciones justas es contada como una mujer que edificó Israel.

El Lado Femenino de La biblia -Rajel-

~ Rajel ~
Rajel רחל

El nombre de Rajel significa viajar, ovejita (como buen viajero) –oveja-
La historia de Rajel se desarrolla aproximadamente entre el año 1760 a.m y 1553. ¿? (No se sabe con exactitud).
Rajel y Leah eran mellizas según la tradición hebrea, curiosamente igual que Yaacob y Esav.
La Escritura comienza el relato de su vida con Yaacob huyendo de Esav (Génesis 29:1), yendo en camino a Mesopotamia a la casa de la familia de su madre en busca de esposa, obedeciendo las ordenanzas de sus padres no tomando mujer de las hijas de los Cananeos.
Yaacob sabía que debía continuar con el propósito dado desde a Abraham para su familia, una vez que Esavdesecha ese propósito para el Yaacob lo toma y lo hace suyo, finalmente era lo que él quería cuando le pidió a su hermano su primogenitura y este se la dio por un plato de lentejas.
Sabemos que el Eterno todo lo tiene fríamente calculado  provisto, así que no es casualidad que justo cuandoYaacob pregunta por su familia, Rajel aparezca en escena.
Gen 29:1 – 9 Siguió luego Jacob su camino, y fue a la tierra de los orientales.
Y miró, y vio un pozo en el campo; y he aquí tres rebaños de ovejas que yacían cerca de él, porque de aquel pozo abrevaban los ganados; y había una gran piedra sobre la boca del pozo.
Y juntaban allí todos los rebaños; y revolvían la piedra de la boca del pozo, y abrevaban las ovejas, y volvían la piedra sobre la boca del pozo a su lugar. Y les dijo Jacob: Hermanos míos,  ¿de dónde sois?  Y ellos respondieron: De Harán somos.
El les dijo: ¿Conocéis a Labán hijo de Nacor?  Y ellos dijeron: Sí,  le conocemos.
Y él les dijo: ¿Está bien?  Y ellos dijeron: Bien,  y he aquí Rajel su hija viene con las ovejas.
Y él dijo: He aquí es aún muy de día;  no es tiempo todavía de recoger el ganado;  abrevad las ovejas,  e id a apacentarlas.
Y ellos respondieron: No podemos,  hasta que se junten todos los rebaños,  y remuevan la piedra de la boca del pozo,  para que abrevemos las ovejas.
Mientras él aún hablaba con ellos,  Rajel vino con el rebaño de su padre,  porque ella era la pastora.

Primeramente, este texto ya nos habla un poco de el carácter o personalidad de Rajel.
Ella, siendo pastora debió haber sido delicada, sensible, responsable, diligente, etc, seguro ella reunió características especiales para poder tener la capacidad de responsabilizarse de la vida de un rebaño de ovejas, lo cual no es una tarea fácil.

Varios personajes de la Escritura tenían esto en común, comenzando con Abel, quien se dice que era pastor de ovejas, también podemos recordar al rey David, que también fue pastor de ovejas, después del Mesías dice la Escritura que tuvo compasión de las multitudes porque le parecían como ovejas sin pastor, así en todos ellos podemos ver las mismas características que comentamos de Rajel, las cuales sin duda ella poseía.


Gen 29:10-11 Y sucedió que cuando Jacob vio a Rajel,  hija de Labán hermano de su madre,  y las ovejas deLabán el hermano de su madre,  se acercó Jacob y removió la piedra de la boca del pozo,  y abrevó el rebaño de Labán hermano de su madre. Y Jacob besó a Raquel, y alzó su voz y lloró.


Removió la piedra!! Una piedra que movían entre varios hombres la movió uno solo. La tradición hebrea  dice queYaacob era un hombre grande y muy fuerte, y como era de esperarse quería impresionar a esa mujer hermosa que deseaba tomar por esposa, además le apuraba llegar a la casa de su tío Labán.

Según la tradición, el pozo del que se habla es el mismo en el que Moisés encontró a Zéfora y donde Eliezer encontró a RibcáhYaacob sabía que en este pozo podría encontrar a su esposa.

Cuando la vio y supo que ella era su familia se acercó y la besó, pero no fue un beso apasionado como lo hemos visto en las películas y lloró porque al verla entendió que el Eterno había prosperado su camino y entonces seguramente pensó en ella como su mujer, es por eso que al ver a la hermosa Rajel fue tanto el agradecimiento y sorpresa de Yaacob de encontrar su esposa que la besó y lloró, pues sabía que casarse era poder acceder a un nivel más profundo de la presencia del Eterno, siendo el matrimonio lo más sagrado en la vida del hombre, cumpliendo también con el mandamiento de dar descendencia para que se hiciese posible la promesa dada desde Abraham “en tu simiente (descendencia) serán benditas todas las familias de la tierra” . La tradición hebrea dice otro aspecto interesante acerca de por qué lloró, de Yaacob se dice más adelante en la Escritura que era un profeta, es por eso que se cree que lloró porque vio proféticamente que no sería enterrado junto a Rajel.

El pozo se hallaba distante de la casa de Rajel, pues está escrito:  Génesis 29:11-12 “Y Jacob besó a Rajel,  y alzó su voz y lloró. Y Jacob dijo a Rajel que él era hermano de su padre,  y que era hijo de Rebeca;  y ella corrió,  y dio las nuevas a su padre”  Rajel no se quedó ahí con Yaacob a ver que más pasaba, por recato ella corre con su padre quien debe tomar cartas en el asunto al no saber ella exactamente el propósito del encuentro con Yaacob.

Gen 29:13-18  Así que oyó Labán las nuevas de Jacob, hijo de su hermana, corrió a recibirlo, y lo abrazó, lo besó, y lo trajo a su casa; y él contó a Labán todas estas cosas. (lo que había acontecido con su hermano Esav y el encuentro con Rajel)
Labán le dijo: Ciertamente hueso mío y carne mía eres. Y estuvo con él durante un mes.
Entonces dijo Labán a Jacob: ¿Por ser tú mi hermano, me servirás de balde? Dime cuál será tu salario.
Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Lea, y el nombre de la menor, Raquel.
Y los ojos de Lea eran delicados, pero Raquel era de lindo semblante y de hermoso parecer.
Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor.”.

La convicción de Yaacob de quererse casar con Rajel era completa, por eso al decidir trabajar por ella 7 años (por no tener para la dote que todo pretendiente pagaba, y como símbolo del ciclo del jubileo) dice la Toráh que le pareció poco tiempo porque la amaba, y esto nos da un principio en las relaciones pre-matrimoniales, el joven que verdaderamente ama a una mujer no le importa esperar el tiempo necesario para unirse a su esposa con bendición y como debe hacerse. Así que la Biblia nunca habla de noviazgo como lo conocemos hoy en día (permiso para “intimar”), habla de un desposorio que lleva un orden y una acción.

 “Y Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Leah,  y el nombre de la menor,  Rajel.
Y los ojos de Leah eran delicados,  pero Rajel era de lindo semblante y de hermoso parecer”. Gen 29:16-17.

La tradición hebrea comenta que Leah lloraba mucho, por eso dice la Torah  Y los ojos de Leah eran delicados. Lloraba porque ella creía que se casaría con Esav, pues se decía “Labán tiene dos hijas  igual que Ribkah dos hijos, seguro el mayor de Ribkah se casará con la mayor de Labán y el menor con la menor” (o sea Esav con Leah yYaacob con Rajel), en cambio Rajel estaba feliz y dichosa porque amaba a Yaacob y sabía que se casaría con él. Pero la historia la conocemos, Labán engaña a Yaacob usurpando a su esposa por la que no era (como Yaacobhabía hecho ante su padre Itzjak anteriormente), y lo engaña porque no era voluntad del Eterno que Yaacob se casara con Leah, pero no estaba fuera de su control sino que lo permitió para esparcir el semen de Abraham. PeroLabán planeó cambiar a Leah desde un principio, Rajel lo supo pero dicen los comentaristas hebreos que Yaacobenviaba regalos a Rajel y ella, con una actitud sumisa ante su padre se los entregaba en sus manos obedeciendo en contra de sus deseos, y Labán se los daba a Leah. Así que mientras para Yaacob pasaron los años como días porque la amaba, para Rajel fueron años de sufrimiento en el corazón. Ella pudiendo decirle todo a Yaacob no lo hizo, se sujetó y dejó que todo pasara y dejó que el Poderoso de Abraham y temor de Itzjak tomara control de todo, pues ella sabía que al final todo sería para bien, y vemos que lo fue.

Podemos pensar que Yaacob sospechaba que Laban lo quería engañar, es por eso que se dice que le dio simanim(señales) a Rajel que le preguntaría en el día de la boda para cerciorarse que Labán no le había cambiado a la mujer.
En la noche de bodas Yaacob llamó a su esposa con el nombre de Rajel y Leah respondió como si fuese ella, otra vez, igual que hizo Yaacob con su padre Itzjak. Los comentarios hebreos hablan mucho al respecto de esta historia, no podemos darlos por hecho ya que no están en la Escritura, pero los vamos a comentar para ampliar nuestro panorama de cómo debió haber sido ese momento de sufrimiento y engaño. En la tradición hebrea hay algo que se le conoce como Midrash, son parábolas para ejemplificar enseñanzas de la Escritura, pero es importante entender que no necesariamente deben ser verdad, por eso no aseveraremos que así haya sido, solo los contemplaremos para tener un poco mas de idea de lo que pudo haber pasado. Según el midrash Rajel estuvo debajo de la cama donde estaban Yaacob y Leah, y cuando Yaacob hablaba Rajel ella misma le respondía para que su hermana no fuera descubierta y avergonzada. ¿Qué nos dice todo esto de Rajel?, examinemos:

Primero, en su encuentro con Yaacob en el pozo no se dejó llevar por sus emociones y corrió a contarlo a su padre.
Segundo, calló durante los primeros 7 años de trabajo de Yaacob sabiendo que su padre planeaba engañarlo.
Tercero, dijo a su hermana todas las señales que tenía con Yaacob y le dio todos sus regalos. Rajel tuvo que soportar con el dolor de todo eso, además pasa en ella lo que prácticamente sería el colmo y es que una vez casada descubre su esterilidad, pasaron 4 años aprox. y ya Leah había tenido 4 hijos y ella ni uno. Si hay algo muy claro en Rajel es su fortaleza ante toda adversidad, de la cual debemos aprender y pensar en que si somos las mujeres más atribuladas es porque aquel que lo permite todo quiere que seamos mejores porque somos las amadas.Leah se casó con Yaacob, duró 7 años teniendo el lugar de su única esposa, tuvo 6 hijos de ella mas los de su sierva pero había algo que quería y no tenía y era ser la amada de Yaacob.

Una vez que Yaacob debe aceptar a Leah debe esperar otros siete años trabajando para Labán y poder tomar a su amada Rajel.

Gen 29:26  Y Labán respondió: No se hace así en nuestro lugar, que se dé la menor antes de la mayor.
Gen 29:27  Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hagas conmigo otros siete años.
La semana a la que se refiere aquí es a la que según la cultura del medio oriente debe haber de “Luna de miel” entre los recién casados para poder primeramente conocerse y amarse y engendrar hijos.

Gen 29:28  E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla; y él le dio a Raquel su hija por mujer.
Gen 29:29  Y dio Labán a Raquel su hija su sierva Bilha por criada.
Gen 29:30  Y se llegó también a Raquel, y la amó también más que a Lea; y sirvió a Labán aún otros siete años.

Leah no era la amada, es por eso que el Eterno le permitió ser fructífera por justicia. Ya que peor le hubiera sido ser estéril y no ser amada por el varón con quien le tocó estar:
Gen 29:31  Y vio el Eterno que Lea era menospreciada, y le dio hijospero Raquel era estéril.
Del verso 32 al 35 se mencionan los primeros 4 hijos de LeahRuben, Simeón, Leví y Judáh.


Gen 30:1  Viendo Raquel que no daba hijos a Jacob, tuvo envidia de su hermana, y decía a Jacob: Dame hijos, o si no, me muero.
Gen 30:2  Y Jacob se enojó contra Raquel, y dijo: ¿Soy yo acaso el Poderoso, que te impidió el fruto de tu vientre?
Gen 30:3  Y ella dijo: He aquí mi sierva Bilha; llégate a ella, y dará a luz sobre mis rodillas, y yo también tendré hijos de ella.
Gen 30:4  Así le dio a Bilha su sierva por mujer; y Jacob se llegó a ella.
Gen 30:5  Y concibió Bilha, y dio a luz un hijo a Jacob.
Gen 30:6  Dijo entonces Raquel: Me juzgó Dios, y también oyó mi voz, y me dio un hijo. Por tanto llamó su nombre Dan.
Gen 30:7  Concibió otra vez Bilha la sierva de Raquel, y dio a luz un segundo hijo a Jacob.
Gen 30:8  Y dijo Raquel: Con luchas del Eterno he contendido con mi hermana, y he vencido. Y llamó su nombre Neftalí.

Y la historia se repite otra vez. Rajel estéril se deja llevar por sus sentimientos y peor aún, por su envidia contra su hermana y le reclama a su esposo que le diera hijos o si no se moría. Aquí vemos la parte humana de Rajel, y de hecho de ambas, ya que estaban compitiendo por ver quién le daba mas hijos a Yaacob, muy inmaduro ¿no creen?...

Gen 30:14  Fue Rubén en tiempo de la siega de los trigos, y halló mandrágoras en el campo, y las trajo a Lea su madre; y dijo Raquel a Lea: Te ruego que me des de las mandrágoras de tu hijo.
Gen 30:15  Y ella respondió: ¿Es poco que hayas tomado mi marido, sino que también te has de llevar las mandrágoras de mi hijo? Y dijo Raquel: Pues dormirá contigo esta noche por las mandrágoras de tu hijo.
Gen 30:16  Cuando, pues, Jacob volvía del campo a la tarde, salió Lea a él, y le dijo: Llégate a mí, porque a la verdad te he alquilado por las mandrágoras de mi hijo. Y durmió con ella aquella noche.


Después de que Leah dio a su sierva y tuvo hijos y luego ella misma tuvo sus últimos hijos dice la Escritura:

Gen 30:22  Y se acordó el Eterno de Raquely la oyó el Eterno, y le concedió hijos.
Gen 30:23  Y concibió, y dio a luz un hijo, y dijo: el Poderoso ha quitado mi afrenta;
Gen 30:24  y llamó su nombre José, diciendo: Añádame el Eterno otro hijo.

Seguramente ante toda la presión que vivía Rajel por su esterilidad cada día clamaba al Eterno por un hijo por eso dice la Escritura que El la oyó. Cuando tuvo a José (Yosef: el Eterno añade) pensó en que ya que el Eterno le había permitido concebir una vez sería bueno y misericordioso para darle al menos otro hijo mas, por eso dice “Añádame el Eterno otro hijo”.

Posteriormente parten de la casa de Labán huyendo de él, ya que se había aprovechado demasiado de Yaacob y no estaba dispuesto a seguir con él. Pero antes de irse Rajel roba los ídolos de su padre, según los comentaristas dicen que era porque lo quiso librar de la Idolatría y el camino de la hechicería pues ahora conocía al Eterno yLabán era un hechicero. Otro comentario dice que los robó porque según su cultura quien tuviese los ídolos deLabán en su poder sería el heredero legítimo.

Gen 31:17  Entonces se levantó Jacob, y subió sus hijos y sus mujeres sobre los camellos,
Gen 31:18  y puso en camino todo su ganado, y todo cuanto había adquirido, el ganado de su ganancia que había obtenido en Padan-aram, para volverse a Isaac su padre en la tierra de Canaán.
Gen 31:19  Pero Labán había ido a trasquilar sus ovejas; y Raquel hurtó los ídolos de su padre.
Gen 31:20  Y Jacob engañó a Labán arameo, no haciéndole saber que se iba.
Gen 31:21  Huyó, pues, con todo lo que tenía; y se levantó y pasó el Eufrates, y se dirigió al monte de Galaad.
Gen 31:22  Y al tercer día fue dicho a Labán que Jacob había huido.
Gen 31:23  Entonces Labán tomó a sus parientes consigo, y fue tras Jacob camino de siete días, y le alcanzó en el monte de Galaad.
Gen 31:24  Y vino el Eterno  a Labán arameo en sueños aquella noche, y le dijo: Guárdate que no hables a Jacob descomedidamente.
Gen 31:25  Alcanzó, pues, Labán a Jacob; y éste había fijado su tienda en el monte; y Labán acampó con sus parientes en el monte de Galaad.
Gen 31:26  Y dijo Labán a Jacob: ¿Qué has hecho, que me engañaste, y has traído a mis hijas como prisioneras de guerra?
Gen 31:27  ¿Por qué te escondiste para huir, y me engañaste, y no me lo hiciste saber para que yo te despidiera con alegría y con cantares, con tamborín y arpa?
Gen 31:28  Pues ni aun me dejaste besar a mis hijos y mis hijas. Ahora, locamente has hecho.
Gen 31:29  Poder hay en mi mano para haceros mal; mas el Poderoso de tu padre me habló anoche diciendo: Guárdate que no hables a Jacob descomedidamente.
Gen 31:30  Y ya que te ibas, porque tenías deseo de la casa de tu padre, ¿por qué me hurtaste mis dioses?
Gen 31:31  Respondió Jacob y dijo a Labán: Porque tuve miedo; pues pensé que quizá me quitarías por fuerza tus hijas.
Gen 31:32  Aquel en cuyo poder hallares tus dioses, no viva; delante de nuestros hermanos reconoce lo que yo tenga tuyo, y llévatelo. Jacob no sabía que Raquel los había hurtado.
 Gen 31:33  Entró Labán en la tienda de Jacob, en la tienda de Lea, y en la tienda de las dos siervas, y no los halló; y salió de la tienda de Lea, y entró en la tienda de Raquel.
Gen 31:34  Pero tomó Raquel los ídolos y los puso en una albarda de un camello, y se sentó sobre ellos; y buscó Labán en toda la tienda, y no los halló.
Gen 31:35  Y ella dijo a su padre: No se enoje mi señor, porque no me puedo levantar delante de ti; pues estoy con la costumbre de las mujeres. Y él buscó, pero no halló los ídolos.

Se sentó debajo de ellos degradándolos hasta lo más bajo, pero Yaacob dictó una sentencia: Gen 31:32  Aquel en cuyo poder hallares tus dioses,  no viva;  delante de nuestros hermanos reconoce lo que yo tenga tuyo,  y llévatelo.  Jacob no sabía que Rajel los había hurtado.
Y efectivamente murió muy joven. Según la tradición falleció a los 36 años, en el momento en que nació su hijoBeniaminFue sepultada en el camino a Efrat en Bet Lejem.

Muerte de Raquel

Gen 35:16  Después partieron de Bet-el; y había aún como media legua de tierra para llegar a Efrata, cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto.
Gen 35:17  Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo.
Gen 35:18  Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni (hijo de mi lamento); mas su padre lo llamó Benjamín (hijo de mi diestra).
Gen 35:19  Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, la cual es Belén.
Gen 35:20  Y levantó Jacob un pilar sobre su sepultura; esta es la señal de la sepultura de Raquel hasta hoy.
Gen 35:1  Y salió Israel, y plantó su tienda más allá de Migdal-edar.

En resumen podemos decir que Rajel era:

1-Una hija que siempre honró a su perverso padre.
2-Amó a su hermana y nunca altercó con ella, o sea siempre buscó un paz en su hogar a pesar de la adversidad.
3-Resistió el dolor en sus pruebas lo que la hizo una mujer de fe aún en sus debilidades.
4-Era una mujer decente y recatada. (Lo vemos en su actitud cuando Yaacob la besó)
5-Era íntegra. Salmo 15:
Eterno, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
¿Quién morará en tu monte santo?
15:2  El que anda en integridad y hace justicia,
Y habla verdad en su corazón.
El que no calumnia con su lengua,
Ni hace mal a su prójimo,
Ni admite reproche alguno contra su vecino.
Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado,
Pero honra a los que temen al Eterno.
El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia;

6-Era sensible, astuta, con amplios conocimientos, valiente y temerosa del Eterno. (Lo vemos en su papel de Pastora).
7-Rajel era justa y recta al dejarle las mandrágoras a Leah aún siendo su “último” recurso.
8-Se preocupaba por el bienestar de su familia, aún al dejarlos. (Lo vemos cuando robó los ídolos de su padre)
9-Era responsable al enfrentar las consecuencias de sus actos. (Al robar los ídolos de su padre y aceptar el dictamen de Yaacob).
10- Era sensible a los designios del Eterno para su vida. (Cuando decidió entregar las simanim –señales- a Leah y supo que moriría al dar a luz a Beniamin).